.

En este blog encontraras inquietudes, planteamientos, pensamientos, noticias, curiosidades y una que otra cosa jocosa.
Si deseas hacer comentarios hazlo. Sólo no se publicarán los comentarios abusivos, obscenos, vulgares, odiosos, amenazantes, o que atenten en contra de personas o instituciones.
Los desacuerdos o correcciones al autor son muy bienvenidos... Pero siempre en un marco de respeto.

lunes, 26 de octubre de 2009

DESCONCERTADOS

No soy un experto en política y no pretendo tampoco serlo. Sólo soy -entre otras cosas- un profesor de Ciencias Sociales que realiza un análisis histórico y social de hechos ocurridos en los cuatro últimos lustros.

El Significado

Desconcertarse viene del verbo "desconcertar", que en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española presenta como significado cinco diferentes formas:
1. Pervertir, turbar, deshacer el orden, concierto y composición de algo.
2. Dislocar (sacar de su lugar los huesos del cuerpo).
3. Sorprender, suspender el ánimo.
4. Dicho de personas o cosas que estaban acordes: desavenirse.
5. Hacer o decir algo sin la serenidad, el miramiento y orden que corresponde.

De las cinco formas en que podemos usar y conjugar dicho verbo tendremos que agregar -en las siguientes semanas- una sexta opción, relacionada a la "Persona que se desafilia o abandona la Concertación de Partidos por la Democracia".

La Concertación de Partidos por la Democracia
La Concertación de Partidos por la Democracia (la que llamaré en adelante simplemente como Concertación) es la coalición política de partidos de centro e izquierda moderada que ha gobernado Chile desde el 11 de marzo de 1990 hasta la fecha, habiéndose congregado para convertirse en el grupo político que fue la oposición a la dictadura de general Augusto Pinochet, logrando vencer por las urnas y con el voto popular a la dictadura que gobernó Chile entre 1973 y 1990.

La Alegría que venía
Para todos aquellos que vivimos aquellos hermosos años de recuperación de la perdida democracia, que disfrutamos y compartimos los ideales de la libertad de expresión, libertad de conciencia y retorno de los derechos civiles, que gozamos con el triunfo del NO, que nos emocionamos con la elección de Don Patricio Aylwin como presidente en reemplazo del ya fallecido dictador, que vibramos con el símbolo del arco iris o cantando "Chile, la Alegría ya viene"... para todos aquellos que realmente pensamos que la política que venía a gobernar Chile iba a limpiar 17 años de un régimen dictatorial, que había permitido que unos pocos se enriquecieran ilícitamente, para quienes de verdad creímos en que todo sería blanco y radiante...

Poco a poco -con el correr de los primeros años- la Concertación fue afirmándose en el poder y se fue alejando de aquello que criticaba y pretendía erradicar, tomándole el "sabor" al poder, el sabor al dinero fácil, haciendo y cometiendo los mismos "pecados" de los que acusaba al gobierno de facto que había logrado derrotar.

Antes de transcurrir un par de años de gobierno comenzaron los primeros atisbos de corrupción, los que poco a poco se fueron sumando y fueron creciendo.

Primero eran tan pequeños que no se le daba importancia, luego -al crecer los actos de corrupción- nos convencían con facilidad que eran falsas acusaciones de la oposición, que sólo deseaba volver al poder y que criticaba cualquier opción de crecimiento y democracia.

Como ovejas creíamos lo que nuestros pastores nos decían... y así transcurrieron casi 20 años...

"Teoría de la Desconcertación"

Hoy -como nunca- la oposición a la Concertación se hace fuerte y es inminente su llegada a La Moneda, haciendo que comiencen las preocupaciones de varios líderes del desgastado conglomerado, pues perder el poder significará perder las oportunidades de continuar el "mal camino" que le ha sido tan provechoso.
Sin embargo ha surgido un grupo pequeño -de la misma Concertación- que acusó las faltas cometidas por el conglomerado. Un grupo que fue capaz de oponerse a sus propios camaradas. A este grupo le llamaremos los segundos "desconcertados", guiados por el líder "colorín" Adolfo Zaldivar (los primeros "desconcertados" fueron Los Humanistas hace ya muchos años). La mayoría de ellos crearon una nueva agrupación (el PRI). Dos de ellos visualizaron la "fuerza" en la oposición (Fernando Flores y Jorge Schaulsohn).

El tercer grupo de "desconcertados" son aquellos que siguieron a un Díscolo Diputado... me refiero a Marco Enríquez-Ominami y a sus seguidores.

El cuarto grupo es el que vendrá poco antes o después del 13 de diciembre de este año; fecha en que -al pasar MEO a segunda vuelta- hará que aquellos que ven el poder irse en forma irremediable se "acercarán" al díscolo MEO, con diversos pretextos, golpecitos y sobajeos de espalda.
De los cuatro grupos de desconcertados, estos últimos serán los más peligrosos… serán aquellos en los que se debe “desconfiar”, pues el que a último momento se hayan dado cuenta de la “terrible equivocación” en que estaban es como para desconfiar y –en mi caso- especular de sus verdaderos intereses.

Si bien es cierto que abandoné oficialmente la Concertación en 1993 (no estaba dispuesto a dar mi voto al candidato Frei)… me mantuve siempre cercano a mis antiguos camaradas… y no aceptaba que se “hablara mal” de algunos líderes que hoy veo con otros ojos… con ojos de pena y vergüenza por lo descarados y hambrientos de poder que hoy los visualizo.

Les dejo al campo de la especulación el futuro de los días siguientes. Si mi raciocinio es correcto, las filas de Marco Enríquez-Ominami se incrementarán de “fugados” provenientes del amplio espectro de partidos que conforman la Concertación, realizando con esta acción la más importante “Desconcertación” de nuestra historia.
Desde la “Desconcertación” en que me encuentro… y con la esperanza de que si nos ponemos a trabajar ahora, pues el futuro está en nuestras manos… participando como uno más… no importando de dónde venimos… pues lo que importa es lo que queremos ser…

Un abrazo afectuoso desde el maravilloso Sur chileno,




José Córdova García

1 comentario:

Folk3n30 dijo...

Estimado don José, considero que su apreciación sobre el desarrollo político durante los últimos 20 años es mas que acertado, la implementación de un modelo económico segregante y elitista insertado casi de manera traumática en una sociedad de por si ya traumatizada en los años 80's resulto ser algo mas que un mero elemento a modificar al llegar la democracia. La reproducción de los vicios presentes y visualizados como inequidad, aprovechamiento de coyunturas políticas para beneficios personales, y en resumen la aceptación definitiva de los preceptos capitalistas que no han acompañado hasta nuestros días de la mano de la concertación por la democracia, dan como resultado una clase política insípida que se basa discursivamente mas en la forma que en el fondo y que sencillamente se ha refugiado en su nicho de poder demonizando a todo aquel que no forme parte del "dogma" concertacionista. Es necesario hacer una relectura del valor histórico de este proceso político para recomponer los lazos primarios que hicieron de este conjunto de partidos políticos una respuesta social a un drama que parecía eterno, y para ello no solo se necesita voluntad si no que un convencimiento absoluto de que se puede aun ser alternativa de gobierno siempre y cuando la prioridad no sea tener el poder por tenerlo.

Saludos Profesor.

Patricio Rodríguez
UAC Puerto Montt